sexta-feira, 3 de julho de 2009

Un cuento cortico para compartir...


Cierta vez, un hombre le pidió a Dios que le diera una flor y una mariposa. Pero Dios le dio un cactus y una oruga. El hombre quedó triste, pues no entendió por qué su pedido no había sido satisfecho.
Luego pensó: “Claro... con tanta gente que atender...” - Y resolvió no cuestionar más.
Pasado algún tiempo, el hombre fue a ver aquello que algún día le enviaron. Para su sorpresa, del espinoso y feo cactus había nacido la más bella de las flores. Y la horrible oruga se transformó en una bellísima mariposa.
No siempre lo que deseas es lo que necesitas.
Como Él nunca falla en la entrega de sus pedidos,
sigue adelante sin dudar ni murmurar:
la espina de hoy será la flor de mañana!

Cit in. "La culpa es de la Vaca" by Gutiérrez & Trujillo (2007) 

4 comentários:

  1. :) me gusto, sin duda alguna y tomando este individuo del cuento, las personas van por lo bonito que puede ser (objeto, animal, persona) del tal "regalo" que reciben y no ve la gracia de aquello en su momento, Dios nos entrega "regalos" con las mejores intensiones, lo que no sirve en el momento.. recuerden sirvira posteriormente ;) tqm* besoss

    ResponderEliminar
  2. Este individuo :) jejeje.. me gustó esa tu forma de expresarte!
    Apesar de yo própria ser céptica a esto, por algun extraño motivo, sé que hay una dosis de razon en todo esto.. Las cosas llegan a nuestras vidas y muchas veces pensamos que fue lo peor que nos pudo haber pasado, pero despues de algun tiempo nos damos cuenta que no es así.. detrás de eso, que deciamos ser lo peor, está lo que era mejor para nosotros. Yo siempre he dicho que las cosas NO llegan a nuestras vidas por meras coincidencias..
    Te quiero(L) besitosss

    ResponderEliminar
  3. hermoso espetacular nos gusto muxo felicitaciones oyo

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por el comentário! ;) Me alegro que les haya gustado.. Saludos

    ResponderEliminar

Que pensas sobre isto? Desejas partilhar algo parecido? Concordas ou não?
Obrigada pela visita!